La monitorización cómo herramienta de mejora en la empresa

Debido a la situación actual, todas las empresas tienen la necesidad de mejorar internamente como empresa. Una de las herramientas posibles, es la monitorización de la empresa, consiste en controlar ciertos parámetros, según la empresa, de modo que nos permite actuar, cuantificarlos, y sobre todo actuar sobre ellos en el momento que identificamos parámetros fuera de su rango óptimo.

Evidentemente aquellos parámetros a monitorizar depende en gran medida del tipo de empresa, negocio, y sobre todo, según el objetivo que se quiera alcanzar fruto de la monitorización.

Una vez fijado un objetivo y analizado el negocio de la empresa, se pueden establecer aquellos parámetros a controlar y sobre todo cómo controlarlos. Un ejemplo muy sencillo seria la monitorización de consumos energéticos. Aquellas empresas con un consumo energético alto, la monitorización del consumo de todo la instalación, les puede permitir controlar en todo momento su valor, y lo más importante, identificar mejoras de optimización en el consumo, introducir alarmas en el sistema de monitorización para poder aplicar medidas correctoras en el momento en el que el consumo supera un determinado valor.

Hemos comentado la monitorización del consumo eléctrico, pero existen muchas más posibilidades de control. Otro ejemplo podría ser la monitorización de un proceso productivo. Controlar en tiempo real, el número de incidencias por máquina, tiempos de producción, necesidades de materia prima de cada una de las máquinas. El hecho de controlar en todo momento el estado de un sistema productivo, permite en primer lugar identificar puntos de mejora, y en segundo lugar generar alertas en tiempo real que nos permitan actuar antes de que se produzca un problema.

Cómo vemos, la monitorización tiene muchas posibilidades, y sobre todo es una herramienta muy importante a aplicar, para poder optimizar los coste y la eficiencia en la empresa, pero la teoría es muy bonita, ¿Cómo puedo aplicarlo en mi empresa?

Según hemos comentado es de vital importancia, identificar en primer lugar el objetivo que se quiere alcanzar, y el modelo de negocio de la empresa. Una vez identificados aquellos parámetros a controlar, consumo energético, número de incidencias, stock de producción, stock de materia prima, tenemos que analizar cómo lo vamos a monitorizar. Actualmente en el mercado existe muchas herramientas de monitorización, diferentes sistemas SmartServers de control cómo: i.Lon, Scada, SchneiderElectric, etc…

Una vez instalado los equipos, es necesario identificar qué medios utilizaremos para controlar los datos monitorizados y generar los avisos al usuario final. Los propios SmartServers disponen de herramientas para la consulta de datos.

Nosotros damos un paso más y apostamos por la introducción de los dispositivos móviles en la consulta y control de parámetros monitorizados. Evidentemente un sistema web es una muy buena herramienta de consulta de nuestro dashboard de control, pero ¿qué pasa con aquellos usuarios que no están constantemente delante de un ordenador? Éste es el punto en el que los dispositivos móviles nos proporcionan esta utilidad.

¿Y si el responsable o usuario final del control de monitorización llevas el dashboard en su bolsillo (teléfono móvil)? O ¿en un dispositivo Tablet? Le damos movilidad absoluta a la persona que está gestionando la herramienta de monitorización.

Algunos podríamos pensar que la solución está en modificar las aplicaciones web para que sean accesibles desde dispositivos móviles y hemos resuelto el problema de la movilidad, consultando el dashboard desde un PC vía web, o desde un dispositivo móvil vía navegador web. Pero aún podemos aprovechar más los dispositivos móviles. ¿Qué pasa si el usuario no consulta periódicamente los parámetros de monitorización? No podríamos actuar en el momento que un parámetro supera el rango establecido. Con el desarrollo de una app nativa para dispositivo móvil podríamos generar avisos en el momento que un parámetro queda fuera de rango.

Llegado a este punto ya no es necesario la visualización periódica del dashboard de monitorización, sinó que el responsable recibe un aviso en el momento en que el sistema de monitorización identifica una anomalía en la instalación, que precisa algún tipo de actuación. El usuario con la recepción del aviso, puede acceder al dashboard de monitorización y actual sobre el sistema para corregir el problema.

Cómo vemos la monitorización de algunos parámetros pueden ser una gran herramienta de mejora en nuestra empresa, evidentemente que no es sencillo, de modo que lo mejor es plantear un proyecto por fases, empezar por la monitorización de algún parámetro, desarrollar una app nativa sencilla, para poder actuar, y progresivamente añadir funcionalidades y herramientas de control para poder llegar al objetivo establecido inicialmente.

En el siguiente vídeo es dejamos un breve resumen de cómo podemos llevar a cabo un proyecto de monitorización: